fbpx

PASCH WDA Ingurumena Emakunde


 

Nuestro colegio ha vuelto a ganarse la admiración y el reconocimiento del jurado del concurso científico, Jugend forscht-Iberia, por los trabajos realizados a lo largo de los años y el entusiasmo, calidad y mimo puesto en cada proyecto que se presenta. El certamen, que ha cumplido en esta edición 20 años, se ha celebrado en el colegio alemán de Madrid y hasta allí se ha desplazado la representación del Deutsche Schule San Alberto Magno formada por la profesora Elena FührerClaudia Méndez, Johanna Guterl y Pablo Lázaro, alumnado de 2º ESO.

Junto al premio otorgado por el Jugend forscht-Stiftung (fundación), que reconoce la trayectoria de nuestro colegio y le concede un premio en metálico de 1.000 € para apoyar el trabajo que se realiza en el centro, el proyecto presentado por nuestro alumnado se ha alzado con el Segundo Premio en la categoría de Biología, habiendo quedado desierto el primero.

El trabajo de investigación realizado por Claudia Méndez, Johanna Guterl y Pablo Lázaro lleva por título Ein unglaublich stabiles Getränk (una increíble bebida estable) y es un juego de palabras con el que buscan promover una bebida isotónica sin estabilizadores químicos. Han creado dos bebidas isotónicas con gas a base de frutas que devuelve los electrolitos perdidos tras hacer deporte sin ningún conservante, ni estabilizante químico, a las que han llamado “Stabil Grün” y “Stabil Koko”.

En el proyecto han investigado sobre las necesidades y la repercusión de los estabilizantes químicos como el E250, que es nitrato de sodio, y que puede, por ejemplo, aumentar la probabilidad de enfermedades cardíacas. Además han estudiado cómo producir dióxido de carbono para gasificar su refresco, ya que algunas personas prefieren las bebidas gaseosas. Dentro del proyecto presentado en Madrid, han creado su propia web donde comercializar su producto, el marketing y estudiado un análisis económico.

Si bien es verdad que su bebida es entre 0,50€ y 1,80€ más caras que bebidas isotónicas habituales que están en nuestros supermercados, la cuestión es ¿quién de nosotros no pagaría un poco más por una bebida, natural, con menos azúcares añadidos y que repone los minerales, vitaminas y antioxidantes perdidos?